Diez cosas que aprendiste de Maquiavelo sin saberlo

Puede que no hayas leído El Príncipe, ni sepas quién fue Lorenzo de Médici, pero seguro que te suena el nombre de su mentor cuyo apellido ha pasado a la historia como sinónimo de astucia y malas artes. Maquiavelo sentó en el siglo XV las bases de la política moderna y trazó los principios estratégicos por los que se han guiado muchos de los grandes estadistas que vinieron tras él. Pocos, sin embargo, se atreverán a admitir la influencia de Nicolás en sus actos por más que series como House of Cards, BorgenThe Wire nos hagan intuir que en política casi nada ha cambiado desde el Renacimiento italiano. También nosotros, pobres mortales, nos comportamos a veces de forma maquiavélica sin darnos cuenta, solo hay que echar un vistazo a estas diez frases del genio florentino para entender que sus enseñanzas siguen estando tan vigentes en la era de los millennials como en la de los Borgia.

  1. Todos pueden en ver lo que pareces pero pocos lo que eres: de ahí que en las redes sociales el lema fíngelo hasta que sea real se haya convertido en una máxima, lo que enlaza con la reflexión número dos.
  2. El vulgo se deja cautivar siempre por la apariencia y el éxito: esto lo sabe todo buen influencer y cualquiera que tenga Instagram. Quien este libre de postureo que tire la primera piedra…
  3. La experiencia ha demostrado que jamás suceden bien las cosas cuando dependen de muchos: válido tanto para las elecciones de Estados Unidos como para al viaje a Cádiz con los colegas, ponerse de acuerdo más de tres personas siempre es sinónimo de meter la pata.
  4. Vale más hacer y arrepentirse que no hacer y arrepentirse: repítetelo a ti mismo el próximo domingo que estés de resaca.
  5. Nada grandioso fue jamás conseguido sin peligro: sal ya de tu zona de confort.
  6. A los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos: exactamente igual que a los ligues del Tinder.
  7. El príncipe debe abstenerse de robar los bienes y las mujeres de sus súbditos: ¡A las novias/os de tus amigos ni acercarte!
  8. Si el partido principal, sea el pueblo, el ejército o la nobleza, que os parece más útil y más conveniente para la conservación de vuestra dignidad está corrompido, debéis seguirle el humor y disculparlo: cuatro millones de votantes del PP lo tienen claro.
  9. Es mejor ser temido que amado: si eres jefe ya te habrás dado cuenta de esto.
  10. Los príncipes deben encomendar a los demás las tareas gravosas y reservarse las agradables: que no te toquen las narices mientras estás tirado en el sofá, de bajar la basura, sacar al perro o hacer la declaración de la renta que se ocupen otros porque aunque no seas príncipe de ningún país, siempre puedes ser el rey de tu casa, no lo olvides.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: