¿Quién era Ernst Lubitsch?

Nacido en Berlín en 1892, el pequeño Lubitsch, de origen judío, parecía destinado a trabajar en el negocio familiar: una próspera sastrería regentada por su padre. Sin embargo, desde muy temprana edad, mostró su inclinación por el teatro y tras su éxito como actor probó suerte en el cine, donde se pasaría al otro lado de la cámara, dirigiendo más de cincuenta películas en apenas ocho años. Su llegada a Estados Unidos en 1922 supuso el comienzo de una fructífera carrera en Hollywood que lo consagraría a nivel internacional como uno de los más grandes realizadores de comedia de todos los tiempos.
Ernst Lubitsch siempre será recordado por títulos como Ninotchka (1939), El bazar de las sorpresas (1940) o Ser o no ser (1942) pero también por su famoso “toque”, una nueva forma de narrar los hechos a través de elipsis, sugiriendo sin mostrar para que el espectador saque sus propias conclusiones. El toque Lubitsch le sirvió para burlar la censura pero también para sentar las bases narrativas que guiarían a los directores que vendrían tras él. Uno de estos directores fue Billy Wilder, sin duda su discípulo más aventajado, quien colgó en su despacho un cártel que miraba cada vez que necesitaba inspiración: ¿Cómo lo haría Lubitsch? En la respuesta a ese aforismo está la diferencia entre una buena película y una obra maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: