Juego de tronos ¿una oportunidad perdida para las mujeres?

Durante generaciones se nos ha enseñado que el espacio público, el de la política y el poder, es el territorio natural de los hombres y el privado, de las puertas de palacio para dentro, el de las mujeres. Ulises partía en busca de aventuras, mientras Penélope le esperaba tejiendo en Ítaca. Los mitos clásicos y los cuentos de hadas han ayudado a perpetuar este status quo.

Este 8 de Marzo estoy decepcionada

El 8 de Marzo del año pasado estaba muy emocionada porque parecía que por primera vez en este país eternamente dividido entre izquierda y derecha, nacionales y republicanos, nacionalistas y constitucionalistas dejábamos atrás nuestras diferencias y una gran mayoría, al menos de mujeres, nos uníamos para luchar por una causa que considerábamos justa. El caso... Leer más →

Anónimo es un nombre de mujer

Ayer salía a la venta La teoría de los momentos, el segundo libro libro de relatos de Susana García Nájera que, además de una gran cuentista, es una buena amiga así que durante la presentación estaba doblemente contenta, primero por el orgullo personal que me supone tener compañeras escritoras y segundo porque creo que siempre... Leer más →

Los chicos de la Manada no son monstruos

Las reacciones a la sentencia del juicio de la Manada, que se conoció este jueves, no se hicieron esperar. Desde las redes sociales y las calles, miles de personas indignadas protestaron contra una justicia que no solo había fallado a la víctima, sino a todas las mujeres que albergábamos la esperanza de que por fin... Leer más →

Edie Sedgwick, la musa que fascinó a Warhol

En Wikipedia definen a Edie Sedgwick como modelo y actriz, pero su verdadera profesión fue la de musa. Dicen que inspiró el disco Blonde to blonde de Bob Dylan y la canción Femme fatale de la Velvet Underground aunque sus quince minutos de fama los alcanzó gracias a Andy Warhol, quien la convirtió en una de las superestrellas de su Factory y luego la condenó al olvido.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑